Crónicas de La Hermandad del Ciervo Blanco

Windstad_Manor_-_Back_-_3_Wings.png
Fundada en el invierno de 2950, la base de esta hermandad se encuentra en el Reino del Bosque, a escasa distancia de los Salones del Rey elfo, en un pequeño claro. Antigua residencia abandonada de una familia noble, tiene el tamaño de una posada grande aunque por su construcción es más bien una mansión.

Amras dedicó gran parte del tesoro del que disponía en acondicionarla, y trasladó aquí su vivienda habitual; el salón central es tanto comedor como la sala donde se reúnen los miembros, la cocina se ha reformado y es nueva, y se ha habilitado un gran espacio (las antiguas habitaciones de los señores) como biblioteca y sala de lectura. La pequeña torre es ahora las estancias de Amras, la planta baja como despacho y la superior alcoba (como siempre se trata de estancias austeras, llenas de pergaminos y mapas, y últimamente también de los utensilios necesarios para decorar orfebrería).

El resto de habitaciones se han adecuado como sencillas celdas para acomodar a los viajeros o miembros que deseen o necesiten permanecer aquí.

Los objetivos de la orden son principalmente recopilar y compartir conocimiento, especialmente de todo lo que sucede en o cerca del Bosque Negro. También se busca fomentar la amistad entre los elfos del bosque y el resto de pueblos libres del Valle del Anduin, de cara a enfrentarse a la creciente amenaza de la sombra.

Se acepta a elfos, pero también a todos los que sean “amigos de los elfos”. En su fundación, Amras personalmente entrevista a aquellos que quieran formar parte (en su mayoría eruditos o guardianes), y posteriormente los miembros tienen la posibilidad de proponer nuevos hermanos, los cuales se aceptan en la reunión invernal por votación abierta.

Los miembros han de pagar una tasa anual simbólica (con nivel de vida marcial no es un problema) y se aceptan donativos tanto en oro como en libros, material, etc.

El año de la fundación, un buen número de jóvenes elfos (posiblemente inspirados por las aventuras de Amras – y también por el hecho que Legolas Hojaverde fuera uno de los primeros miembros) se unieron a los Ciervos Blancos.

2951

Durante la reunión del invierno de 2951, Amras expone en otro inspirador discurso la situación de los hombres del bosque, quienes se preparan para combatir la oscuridad creciente en Dol Guldur, así como la toma de la puerta del bosque por parte de los Viglúndidas, y el intento de recuperar el camino viejo por parte de Bofri.

Amras decide apoyar a Beorn, a quien conoce bien y con quien ya ha luchado, y destaca la importancia de abrir puerta del bosque; quienes quieran unirse serán bienvenidos.

La joven Nimloth Taurëssë, que durante bastantes años formó parte de los guardias del camino élfico, se ofrece para acompañar a los aventureros que intenten abrir el camino viejo.

Un grupo de una veintena de elfos deciden acompañar a Amras en la empresa de recuperar la Puerta del Bosque; Nimloth por su parte viaja sola hacia Rhosgobel.

2952

En la reunión del invierno de 2952, los miembros supervivientes de la partida que marcharon junto a Amras son recibidos como héroes por el resto de Ciervos Blancos.

La reunión comienza de forma festiva, ya que hay mucho que celebrar una vez Nimloth explica los hechos acontecidos en el Camino Viejo.

A pesar de las buenas noticias al haber resultado ambas empresas victoriosas, en su discurso Amras recuerda que la sombra es oscura y alargada (extracto del discurso de Amras en la asamblea, el cual quedó registrado en las crónicas de la hermandad):

“Derrotamos a los Viglúndidas, es cierto, pero muchos cayeron en la batalla; y ahora sabemos que los hombres de Viglund habían establecido una alianza con los orcos, pero no con orcos cualquiera.
Orcos que portaban el ojo en sus escudos, y utilizaban a los hombres para sus propios fines, que no eran otros que la muerte de Beorn y el sometimiento de los pueblos libres del valle del Anduin.
Hombres influenciados por un mal superior. Un mal taimado y traidor, capaz de engañar y planear durante años para dar un golpe mortal a la alianza de los pueblos libres del Valle del Anduin.
Ahora los Viglúndidas ya no son una amenaza, pero aún así la victoria es amarga. Volvemos a controlar la Puerta del Bosque, pero hemos perdido un gran aliado ya que Beorn ha partido y nadie sabe cuándo regresará.
Y cierto es, hemos recuperado el Fuerte del Molino y puesto en fuga a Tauler y sus sirvientes, y se vislumbra la posibilidad de volver a abrir el camino viejo, pero el hecho que un sirviente de la sombra tan antiguo y terrible se encuentre en el bosque negro solo es otra prueba, junto a la presencia del Hombre Lobo, del interés del ojo en las tierras del Anduin.
Por cada golpe que asestamos, por cada victoria, por cada vida de hombres libres, elfos o enanos que se pierde en esta lucha, un nuevo plan de la sombra acecha.
Por eso debemos permanecer unidos y no dar tregua a la sombra, porque creedme, no la recibiremos.
No pretendo con este discurso desanimaros; todo lo contrario. Ahora es tiempo de celebrar las victorias, pero también debemos prepararnos para las batallas que están por venir, y no creer ni por un instante que hemos dañado la voluntad del enemigo, ya que esta es inquebrantable y nunca descansa, nunca celebra, solo planea y corrompe sin piedad.”

2953

En la reunión del invierno de 2953, tras el encuentro con el Hombre Lobo, un buen número de elfos se unen a la hermandad. También se debate (ya que varios hombres de valle y del bosque lo han solicitado) la opción de permitir el acceso a humano y enanos. El concilio es el más numeroso hasta la fecha, y el hogar de la hermandad está atestado.
Tras varias deliberaciones, se decide a partir del verano próximo, permitir a aquellos hombres libres y enanos que así lo soliciten unirse a la hermandad siempre que al menos tres hermanos hablen en su favor.

Estas peticiones deberán ser de todas formas ratificadas en el concilio siguiente, dando tiempo para indigar sobre la historia de los nuevos miembros.

Dado el número de hermanos actual, y habiendo fondos para ello, se plantea abrir una delegación al sur del bosque negro; se trata de un proyecto a medio plazo, ya que se tendrá que solicitar a los hombres del bosque permiso. La idea de Amras es que el líder de este nuevo asentamiento sea un hombre del bosque para facilitar las relaciones con estos.

2954

En la reunión del invierno de 2954, la hermandad toma la decisión de investigar a fondo el peligro que se cierne al norte (aunque no trascienden los detalles de lo encontrado en Pozogrís) y vigilar el bosque al norte del Reino de los elfos.

En general es un buen año para la hermandad, con muchos nuevos miembros y bastantes tomos nuevos en la biblioteca.

Amras informa que el próximo verano tiene planes para viajar a Rivendel con su amigo Ahorum y visitar al señor Elrond, por lo que durante uno o dos inviernos no presidiría la reunión. Solicita formalmente a Legolas, por ser uno de los primeros miembros y seguramente el de estatus más alto, que se haga cargo si le es posible de presidir las reuniones en su ausencia.

2955

En la reunión del invierno de 2955, al encontrarse Amras viajando hacia Rivendel, Legolas Hojaverde se hace cargo de presidir la reunión.
Mucho se habla de los terrores que asolan el Bosque Negro, y de los peligros que acechan al norte y al sur.
Durante este invierno, Nganad es aceptado (como amigo de los elfos que es) dentro de la hermandad.

2956

En la reunión del invierno de 2956, Legolas vuelve a ocuparse de presidir la reunión al no regresar Amras hasta después de finalizada (poco después).

Es un año de pocas novedades, con apenas un puñado de nuevos miembros y muchos rumores sin fructificar.

2957

En la reunión del invierno de 2957, Amras vuelve a presidir el Concilio después de dos años de ausencia.

Se debate sobre el reciente ataque durante en concilio de los pueblos libres, con el terrible resultado de la muerte de la reina Una, y Amras hace incapié en mantener las mejores relaciones con los hombres de Valle para evitar futuros enfrentamientos (aunque no abiertamente, a los hermanos de mayor confianza les pide que averiguen cuanto puedan sobre los elfos salvajes).

2958

Crónicas de La Hermandad del Ciervo Blanco

Anillo Único LordOrren