Anillo Único

Aguas Traicioneras

En el consejo del los hombres del bosque celebrado durante la primavera se escucharon nuevas preocupantes sobretodo de Colina del Tirano.
Mogdred explicó que los ataques desde Dol Guldur se estaban intensificando cada estación y urgió a los Hombres del Bosque a unirse bajo un único estandarte para empezar una campaña con el objetivo de liberar la colina del nigromante de la sombra que la acecha.

Los hombres del bosque aceptaron celebrar la votación para elegir al nuevo caudillo de guerra y comenzó el proceso de elección de candidatos. Tras buscar apoyos y alianzas los dos candidatos favoritos fueron Beran y Mogdred.

Una vez efectuados los discursos y las votaciones Beran salió elegido por un escaso margen, no obstante Mogdred se acogió a una vieja costumbre de los Hombres del Bosque y retó a Beran a duelo por el título de Caudillo de Guerra.

Mogdred se presentó al duelo ataviado con cota de malla y espada orcas dejando al descubierto donde se encontraban sus verdaderas lealtades.
El duelo fue cruento pero finalmente Mogdred se impuso a Beran y solo la intervenció de su padre, Hartfast impidió que matase a Beran a sangre fría.

Tras esta actuación Mogdred abandonó el Salón de los Hombres del Bosque jurando venganza. Su padre partió poco después hacia el Salón de la montaña apenado por el curso de los acontecimientos.

La elección de Caudillo de Guerra quedó suspendida y los Hombres del Bosque, preocupados por las acciones de Mogdred partieron al sur para reforzar las defensas de Laguna Negra pues creyeron que podría tratarse del primer objetivo de los de Colina del Tirano.

En su viaje al sur encontraron un pedazo de tela prendida de un árbol en un afluente del río negro pero no le dieron mas importancia apremiados por las circunstancias.
Al llegar se pusieron manos a la obra pero no tardaron en recibir las preocupantes nuevas de que Hartfast no había llegado a Laguna Negra.

Temiendo lo peor los compañeros viajaron río arriba para tratar de rescatar al grupo de Salón de la Montaña. Siguieron el rastro del afluente hasta encontrar el bote roto por la fuerte corriente que parecía ir en sentido contrario al natural del río. También hallaron rastros de arañas y, temiendo que los hombres estuviesen en su poder, los siguieron.

Al llegar al cubil de las arañas trataron de rescatar a los prisioneros pero no tardaron en ser atacados por multitud de arañas de distintas especies actuando de forma coordinada, algo muy poco usual. Temiendo la presencia de un mal mucho mayor los compañeros huyeron por el bosque para ser rescatados por un extraño roble que resultó ser el Padre del Bosque. Era el árbol desde el que se originó mucho tiempo atrás Bosque Verde el Grande.

Este viejo roble les informó que tres grandes arañas se habían instalado en el territorio y constituían un grave peligro.
También les habló del viejo río del bosque el cual, partiendo de las colina del norte viajaba al sur y al este y permitía un fácil acceso al corazón del bosque. Dicho río, contó el roble, siempre había sido amigo de los elfos y años atrás había desaparecido secuestrado (en su opinión) por las malas artes de los orcos.

Tras estas revelaciones el roble trasladó a los compañeros mágicamente hasta el Salón de Laguna Negra donde contaron sus aventuras y nuevas al resto de gente del bosque.

Durante la siguiente estación los compañeros viajarían a Rhosgobel para reunirse con Radagast. No obstante allí encontraron a Saruman cuidando del viejo mago del bosque.

Posteriormente viajaron a Salón de la Montaña para descubrir que Mogdred en realidad había aprovechado la muerte de su padre para tomar el Salón bajo su control y se encontraba ahora bajo los estandartes de Colina del Tirano y del Ojo de Mordor.

View
La Senda perdida

Pasado el invierno el consejo de los hombres del bosque volvió a reunirse. Aunque las nuevas traídas de todas partes resultaban preocupantes fue la ausencia de la gente de Ensenada Este.

Tras deliberar se decidió mandar una expedición al Este para ver que había ocurrido durante el invierno. La compañía se prestó voluntaria a ello.

Durante el viaje encontraron un antiguo refugio élfico escondido y abandonado que parecía ser el punto de descanso perfecto para los viajeros que cruzasen el bosque por ese lugar.
Lamentablemente y a medida que se adentraron en el valle empezaron a encontrar signos de arañas y finalmente a algunos seres queridos atrapados en sus redes.
Sin dudarlo la compañía se afanó a liberar a los prisioneros sin darse cuenta de que en realidad se encontraban bajo el influjo de Tyulqin la Tejedora, una de las grandes arañas del bosque negro.

Finalmente los compañeros lograron salir del trance y enfrentarse a tan terrible adversario. La batalla fue dura pero los héroes lograron escapar de la terrible bestia.

Una vez cruzado el bosque llegaron a un lugar despejado donde encontraron un viejo salón de los hombres al que solo pudo acceder Beran. Tras superar una dura prueba un espíritu le mostró la ubicación de un antiguo tesoro olvidado.

tumblr_nl2nx8EsFd1scpq9co1_500.jpg

Tras este extraño episodio, los compañeros lograron llegar a La Ensenada Este y reencontrarse con Ceawin, el magnánimo. Tras acogerles como hèroes y amigos este les informó de sus dificultades durante el invierno y de como todas las partidas que había enviado hacia el oeste se habían perdido.

Finalmente los compañeros se dirigieron hacia el lugar del tesoro donde encontraron una gran cantidad de objetos de valor y Beran una antigua corona del rey de los hombres del norte.

View
Explorando PozoGris

Frar se decidió, tras haber recuperado el fuerte del camino a pedir ayuda a los pueblos libres para explorar las estribaciones de Pozo Gris. Quería evaluar la magnitud de la empresa antes de pedir ayuda al Rey Dain y al Señor del Bosque, el Rey Thranduil.

Siempre dispuestos a ayudar a una amigo los compañeros decidieron unirse a la empresa y viajaron al norte, al lugar donde se halla Pozo Gris.

Cuando estaban a unas leguas de su destino pudieron observar numerosos campamentos orcos en las estribaciones del lugar donde se suponía que estaba el viejo asentamiento enano.
No obstante, mientras se aproximaban al lugar escucharon unos lamentos provenientes de… Un Troll!!!

Contra todo pronóstico se encontraron con un troll que, a diferencia de sus congéneres, era gentil y se hallaba desolado pues sus compañeros se habían propuesto devorar a su poni mascota “trotón”.

troll.jpg

Con la ayuda del troll los compañeros encontraron el campamento de los trolls y, aprovechando que una parte de ellos (incluido su jefe) se habían ausentado, atacaron.
La batalla fue dura pero los compañeros tuvieron éxito y lograron vencer a los trolls y rescatar a “trotón”.

Belgo, el troll gentil, les mostró el lugar donde se encontraba la base principal de los trolls y se despidió de ellos con cordialidad.

Los compañeros se dispusieron a explorar el lugar y no tardaron en hallar el fabuloso tesoro de los trolls. Decidieron bloquear la entrada al lugar aprovechando la sapiencia de los enanos para gran furia del jefe de los trolls.

Tras ello exploraron el lugar y no tardaron en darse cuenta de que se trataba de un antiguo puesto de avanzada de Pozo Gris, desde el cual se divisaba todo el valle.
Frar, se mostró muy satisfecho y decidió utilizar el lugar como base de operaciones para la toma de Pozo Gris.

Con la luz de la mañana los compañeros pudieron evaluar el alcance de las tropas del enemigo y llegaron a la conclusión de que allí estaba ocurriendo algo mayor de lo que parecía a simple vista pues la concentración de tropas tan cerca de un río que lleva directamente al Reino del Bosque no podía augurar nada bueno.

Finalmente decidieron que Frar se quedaría allí vigilando el lugar y los compañeros regresarían a los pueblos libres para advertirles del peligro que se cernía sobre ellos. Se llevaron, no obstante, una buena parte del tesoro de los trolls para poder comprar los recursos para la toma de Pozo Gris.

Desgraciadamente, cuando estaban a punto de abandonar la zona, cayeron víctimas de una emboscada tendida por los trolls restantes. La batalla fue cruenta y, cuando todo parecía perdido, el astuto Trevor urdió un plan. mostró el tesoro a los trolls y se ofreció a llevarlos hasta el resto a cambio de que dejasen huir a sus compañeros. Estos accedieron y, cuando ya estuvieron lejos de los compañeros heridos, Trevor arrojó lejos el tesoro y, usando su proverbial habilidad para desaparecer, huyó de los trolls.

El valiente hobbit vagó durante días por el páramo despistando a los trolls y confundiendo su rastro para permitir a sus compañeros escapar hasta que, finalmente, se reunió con ellos cuando se encontraban todos a salvo.

trotter10.jpg

Los compañeros regresaron a tierras de los Libertos donde fueron recibidos y cuidados como amigos y héroes.
No obstante, los días venideros se insinuaban oscuros con lo que habían aprendido en el norte…

View
El Hombre Lobo

Durante el invierno el Hombre Lobo del Bosque Viejo regresó a las fronteras del reino del Rey Thranduil. El acoso a las patrullas y los ataques a las fronteras se prolongaron durante toda la estación.

Preocupado el Rey solicitó la ayuda de la compañía del Anduin para resolver el problema. Se presentó la compañia excepto Beran y Wifred, que mandó a un amigo Dunedain en su lugar.
El Rey les contó que en su juventud ya se había enfrentado a dicha bestia y tenia sus dudas sobre la naturaleza de la bestia.

lobo3.jpg

Mientras los compañeros se preparaban para la búsqueda del terrible lobo una partida de caza llegó a las puertas del reino asegurando haber cazado a la bestia. Orophal, un avezado cazador del reino del bosque, había logrado abatir a la criatura ayudado por Aegir, un Hombre de Lago.

El propio rey confirmó que, en efecto, se trataba de la criatura de antaño y con dicho anuncio se preparó un banquete para celebrar la gesta.

No obstante, durante el banquete apareció otro Lobo idéntico al abatido que frente al estupor de todos mató a Orophal y volvió a perderse en el bosque.

Los compañeros no perdieron el tiempo y, tras buscar la ayuda de Aegir, partieron al amanecer a cazar a la terrible bestia.

Desgraciadamente durante el viaje se perdieron y quedaron separados por la niebla. Durante tan terrible incidente una manada de Huargos atacó a los compañeros uno a uno.
Tras rechazar el ataque los compañeros lograron reagruparse y localizar la guarida de la bestia.

Se adentraron en ella y, son sumo cuidado, procedieron a explorarla.
No tardaron en descubrir que se había convertido en refugio para orcos y al adentrarse cayeron víctimas de una trampa perpetrada por estos. Liderados por un mensajero de Mordor y su mastín hordas de orcos y huargos atacaron a los compañeros.

Durante la batalla les quedó claro que se trataba de una ataque especialmente preparado para cazarlos a ellos.
Cuando todo parecía perdido apareció el propio Lobo del Bosque Negro y hizo huir a las bestias. Permitió que los compañeros se fueran y, para su estupor, les dijo con voz humana que se marchasen y no volvieran jamás.

Con este extraño final los compañeros regresaron al Reino del Bosque y relataron lo sucedido al Rey Thranduil.

View
El Camino Viejo

Durante la primavera se celebró en Rhosgobel la tradicional feria y mercado donde suelen unirse hombres del Bosque de todas la tribus y mercaderes de todo el Valle del Anduin.

Fue durante dicha feria que Bofri, hijo de Bofur lanzó un llamamiento a todo aquel dispuesto a ayudarle a recuperar el Camino Viejo.
Según decía había encontrado datos según los cuales se podría acceder a uno de los tres fuertes que custodiaban el camino y allí encontrar la cámara de los mapas, clave para conocer el trazado exacto del Viejo Camino Enano.

Beran no tardó en darle su apoyo y rápidamente se unieron otros valientes aventureros.

La comitiva partió hacia el bosque y viajaron por el río negro adentrándose en el bosque.
Una vez este dejó de ser navegable siguieron a pie y, unos días mas tarde, se encontraron con Geirbald Mataparientes y su gente. Tras contarles el propósito de la expedición estos decidieron unirse a ella. Les contaron también que recientemente habían tenido un encuentro con una partida orca que huía en dirección oeste lo cual resultaba muy inusual en ellos.

El grupo siguió buscando el Fuerte del Molino durante unos días hasta que, finalmente, lograron hallar el lugar gracias a una baliza del Camino Viejo. Bofri estaba loco de contento hasta que al llegar a las ruinas del Fuerte se dieron cuenta de que este estaba ocupado por una enorme araña.

tumblr_ng74y1TBkG1r2s3h9o1_500.jpg

No era otra que Tauler el Cazador, una de las hijas de Ella-Laraña. Un rival formidable en verdad. Los compañeros, no obstante, se alzaron frente al reto y plantaron batalla a Tauler y sus sirvientes.

Fue una batalla cruenta que se cobró las vidas de numerosos miembros de la expedición pero finalmente lograron herir de gravedad a Tauler y esta huyó.

Finalmente el fuerte volvía, tras siglos de abandono, a manos de los pueblos libres y con él la esperanza de reabrir el Camino Viejo.

View
La Puerta del Bosque

Durante el Invierno de 2951 el clan de los Viglúndidas logró tomar por la fuerza el territorio circundante a la Puerta del Bosque, aislando así los Valles del Anduin de las tierras del Este.
Consciente de la gravedad de la situación Beorn hizo un llamamiento a todo aquel dispuesto a luchar para que le ayudase a recuperar el territorio.

Así pues, en primavera de 2952 se llevó a cabo en la Casa de Beorn un consejo de guerra para decidir la mejor estrategia.
Acudieron gentes de todos los pueblos libres, elfos del bosque negro capitaneados por Amras Mantogrís, Hombres del Bosque liderados por Wifred Piefirme multitud de beórnidas de la zona e incluso apareció el Hobbit Trevor acompañado por un alto elfo de Rivendell el noble Ahorum.

Durante los días en que se estaba discutiendo la estrategia llegó Odorico de Vado de Piedra al cual algunos héroes habían conocido durante su aventura de Fratricidios y malas nuevas. Desde aquellos tiempos el joven beórnida había estado actuando como espía infiltrado entre los viglúndidas y para sorpresa de muchos se había enamorado de la hija de Viglund, la única persona a su entender que merecía ser salvada de entre aquella gente. Odorico pidió ayuda para ir a buscar a su amada pues la joven Aestid tenia un audaz plan para escapar de su prometido Othbald y privar a los Viglúndidas de su mayor base de poder. Este plan consistía en liberar a los esclavos durante la batalla. De este modo los Viglúndidas que sobreviviesen no tendrían donde volver al estar sus granjas ocupadas por sus antiguos esclavos.

Los compañeros se ofrecieron a ayudar al joven en su empresa y se dirigieron raudos a territorio Viglúndida, no sin antes prometer a Beorn que llegarían a tiempo a la batalla.

Una vez llegados a la granja de Viglund los compañeros trataron de infiltrarse en la misma sigilosamente, con escaso resultado no obstante salieron victoriosos de la batalla desencadenada por su intento y lograron rescatar a los esclavos y a Aestid. Entre los esclavos se encontraba Thunar un antiguo lugarteniente de Viglund que tras se traicionado por su hijo Viglar juró vengarse de todo el clan.

Thunar informó a los compañeros de que, con lo que sabia de Viglund, sospechaba que en el fondo toda la maniobra se trataba de un ardid para eliminar a Beorn y sospechando una trampa los compañeros se dirigieron al campo de batalla con premura mientras Odorico y Aestid se quedaron atrás para liberar al resto de esclavos de la zona.

Al llegar a la zona de batalla tras un duro viaje contra el tiempo los compañeros vieron, con horror, como los Viglúndidas habían prendido fuego a la Puerta del Bosque.
Este acto tuvo como efecto que el propio Beorn se adelantase al ejercito para vengarse de Viglund el cual “huyó” hacia lo que los compañeros sabían era una trampa. Estos llegaron a tiempo de ver como Beorn caía en la trampa urdida por Viglund y su hijo Hokkir con ayuda de orcos. Sin dudarlo se unieron a la lucha y, tras una encarnizada batalla, lograron vencer a los servidores de la sombra. Por desgracia no pudieron evitar que Beorn fuese gravemente herido.

tumblr_o2xfgtySxD1r2s3h9o1_500.jpg

Sin sus líderes los Viglúndidas huyeron al norte y se desbandaron dejando la Puerta del Bosque de nuevo en manos de los pueblos libres.
Aunque la jornada se saldó con una victoria para las gentes del Anduin hubo que pagar un alto precio pues la el bosque en torno a la puerta había ardido y tardaría años en recuperarse y Beorn debilitado por sus heridas decidió abandonar las tierras del Anduin y dejar sus tierras en manos de sus Thanes. Prometió, eso sí, volver cuando llegase el momento de mayor necesidad.

View
El Yelmo de la Paz

La compañia se reunió de nuevo en Erebor para cumplir con la petición de Ceawin, el magnánimo, el cual habia encargado a los enanos la fabricación de un yelmo ceremonial para aplacar la ira de los espíritus del bosque.
La compañía se habia ofrecido a trasladar el valioso yelmo hasta la Ensenada Este donde Ceawin lo depositaria en el túmulo de sus antepasados.

Durante el viaje los compañeros conocieron a Gwina, una comeciante de vinos de Dorwinion con quien trabaron amistad.

No obstante, el viaje no habria de ser tan apacible como desearian pués fueron emboscados por una banda de forajidos dirigidos por Valdis, los cuales venian siguiendoles desde Valle.

Tras una cruenta batalla los heroés del Celdwin lograron abatir a los bandidos. Lamentablemente Valdis logró huir jurando venganza.

Al llegar a la Ensenada Este fueron recibidos como héroes y tras descansar apropiadamente acompañaron a Ceawin a depositar el yelmo.

Desgraciadamente, una vez en el túmulo Ceawin fué atacado por un espíritu maligno del bosque, el cual trató de apoderarse de su alma.
Tras una angustiosa batalla en el estrecho túmulo los compañeros lograron, una vez mas, oponerse a la sombra y destruir al malvado espíritu.

wood_wight_by_merlkir-d6e1iww.jpg

Ceawin les agradeció nuevamente su ayuda y el pueblo de la Ensenada Este se preparó para pasar el invierno en paz… por ahora.

View
Vigilando el Brezal

La compañía regresó a Valle tras la batalla del Celduin y recibieron el trato de héroes que se merecían. No pudieron disfrutar mucho de su gloria pues tras pocos días de descanso recibieron la visita de Ori, uno de los compañeros de Throin y consejero de Dain, actual rey bajo la montaña. Este les pidió que le acompañasen a Erebor pues su rey deseaba hablar con ellos con urgencia.

Una vez en el reino de los enanos los compañeros mantuvieron una audiencia privada con el rey Dain y el guardian de los archivos de Erebor, el enano Munin.
Estos les contaron que un año antes Lockmand el mercader había visitado la montaña y pedido acceso a los archivos. Tras negarle acceso a la cámara el mercader se coló en la misma sin ser visto. Aunque en el momento no se localizó nada fuera de lugar, un registro mas exhaustivo, tras los acontecimientos de Valle, llevó a Munin a la conclusión de que había sustraído una página de un viejo libro que recogía los datos de las construcciones del reino de Erebor antes de la llegada de Smaug.
En dicha página se encontraba la ubicación de una vieja torre de vigilancia situada al norte olvidada y abandonada mucho tiempo atràs.

Temiendo que el enemigo tuviera planes para dicha torre y que el ataque por el sur no se tratase mas que de una distracción el Rey Dain pidió a la compañeros que investigasen la torre y, si fuera posible, impidiesen los planes del enemigo.

Así pues, al día siguiente, los compañeros partieron hacia el norte adentrándose en las terribles tierras del Yermo.
Si la Desolación de Smaug fue en tiempos un herida abierta en las tierras de los hombres el Yermo se había convertido, con el paso de los siglos, en una herida gangrenada y nociva.

Largo y arduo fue el viaje de los compañeros hacia el norte por la terrible región del Yermo y puso a prueba tanto su aguante como su resolución.
Durante el viaje los compañeros encontraron rastros del paso del enemigo y el estudio de las huellas les llevó a la conclusión de que transportaban consigo la Cadena de Thangorodrim.
Durante el viaje Amras y Brokkr se dedicaron a estudiar el libro que les prestó Munin para descubrir los secretos de la torre.
Tras cinco días de marcha se encontraron con una extraña criatura que decía llamarse Dedo Marchito y que, en opinión de Amras, podría haber sido la última de las mujeres Ent.
Tras una extraña conversación con la torturada criatura esta les dio a conocer la localización de la torre y, mas importante si cabe, el secreto para cruzar la cañada previa a la misma, la cual se había convertido en un cubil de trolls de las nieves.

tumblr_n31gq5wdv61qfg0tlo1_500.jpg

Con sumo cuidado los compañeros cruzaron la cañada y llegaron a las estribaciones de la Torre de Zirakinbar. Antes de llegar a ella, no obstante, el fantasma del antiguo gobernador de Lago se les apareció y les comunicó que el enemigo estaba fundiendo su antiguo tesoro para atraer un dragón del Norte.
Los compañeros no tardaron en llegar la conclusión de que el plan del enemigo era atraer un dragón para luego ponerle la cadena y esclavizarlo. De este modo podría lanzar sobre los pueblos libres un ejército acompañado de un dragón.
Justo en ese momento pudieron ver la polvareda levantada por un dragón que se aproximaba a la torre desde el norte.

Los compañeros tras debatir sus opciones decidieron encontrarse con el dragón y tratar de razonar con él en vez de enfrentarse al enemigo en la torre directamente.
Salieron al paso del dragón y Trevor se ofreció a ser el que negociase con el terrible monstruo.

1206_study03a.jpg

Así pues, el hobbit se encontró frente a Raenar el saqueador, el azote del norte, tras una tensa conversación con el dragón este accedió a dar tiempo hasta el anochecer a los compañeros para atacar la torre y durante el ataque mientras el enemigo se encontrase distraído sorprenderle y acabar con él.

La compañía se dirigió hacia la torre y se abrió paso en la misma utilizando una puerta secreta mencionada en el libro de Munin.
Una vez allí se enfrentaron a los orcos del Rey del Patíbulo. Finalmente se encontraron la sala de los vientos con el mismísimo Rey junto a su guardia personal. Este les ofreció una muerte rápida a cambio de rendirse. No aceptaron y se enfrascaron en una batalla contra el tiempo para poner en jaque los planes del enemigo.
Durante la batalla, y haciendo gala de un sigilo imprevisto el dragón se presentó escalando la torre y se enfrascó en una guerra de voluntades con el Rey del Patíbulo.
Durante la batalla Trevor desapareció de la vista para, en el último momento, disparar una certera flecha contra el espíritu del mal. Esto tuvo el efecto de hacer perder la concentración al maligno espíritu y dejar libertad de acción al dragón, el cual no perdió un instante en lanzar su mortal aliento contra todo lo que había en la sala destruyendo a los orcos restantes, la cadena y al propio Rey del Patíbulo.

Tras la batalla Raenar decidió establecer su nuevo cubil en la torre de Zirankibar y quedarse con el tesoro de lago. Haciendo honor a su palabra permitió a los compañeros marcharse en paz y no regresar.

Tras la marcha al sur los compañeros fueron recibidos en Erebor como héroes y tras conocer el relato de sus aventuras fueron tratados como celebridades en el reino bajo la montaña.

Una vez destruido el Rey del Patíbulo los pueblos pudieron respirar tranquilos y disfrutar de una nueva época de paz y prosperidad que duraría hasta…

View
El Cruce del Celduin

Tras La gran cacería los compañeros pasaron el invierno al este del Bosque Negro y en primavera se reunieron en Valle donde se celebraba el décimo aniversario de la muerte de Smaug.

Los compañeros tomaron parte en los festejos y en los distintos concursos organizados por un mercader de Dorwinion llamado Lockmand. Tras las justas Lockmand invitó a todos los guerreros presentes a un banquete. No obstante, el banquete resultó ser una trampa pues Lockmand usó el mismo para envenenar a todos los guerreros de la zona de un solo golpe. Valle quedó así desprotegido frente al ataque del ejército orco que avanzaba desde el sur.

Los compañeros lograron recuperarse a tiempo gracias a las artes sanadoras de Beran. Sin dudarlo acudieron a la llamada del Rey Bardo y este les encomendó la difícil tarea de frenar al ejército invasor en el cruce del Celduin el tiempo suficiente para que las fuerzas de Valle y sus aliados pudieran reagruparse.

Los compañeros cabalgaron rápidamente hacia el sur hasta la aldea del cruce de Celduin donde un antiguo puente de peaje serviría como cuello de botella para frenar a las fuerzas de la oscuridad.

Tras reforzar las defensas lo mejor que pudieron los compañeros se enfrentaron durante dos noches al terrible empuje del ejército orco. Duras fueron las batallas y por primera vez los compañeros se vieron inmersos en una batalla contra la que toda esperanza parecía perdida.

Lugar_Batalla_3.jpg

Al final de la segunda noche el enemigo que les había estado acosando durante tanto tiempo se mostró en “persona”: El Rey del Patíbulo
La lucha fue encarnizada pero finalmente con la ayuda del fuego y una flecha certera de Trevor el cuerpo habitado por el maligno espíritu fue abatido.

Con las primeras luces del alba el ejército de los pueblos libres llegó al cruce del Celduin y puso en desbandada al ejército del mal.

Los compañeros volvieron con el ejército a Valle donde recibieron tratamiento de héroes y Wifred i Brokkr recibieron recompensas de gran valor por sus actos heroicos.

Desde ese momento la compañía fue considerada héroes por los habitantes de Valle y Erebor.

View
La gran caceria

La compañía viajó hasta el reino del bosque como invitados del rey Thranduil para asistir a la gran cacería del ciervo blanco. Una vez allí fueron recibidos como invitados de honor y tuvieron ocasión de conocer a Ormal el lamparero.
En el banquete anterior a la cacería conocieron a otros personajes importantes de los pueblos libres y pudieron establecer las primeras alianzas para futuros proyectos.

tumblr_nkh7ysjiDG1rjog5oo1_500.jpg

Una vez iniciada la cacería siguieron los rastros de ciervos durante días hasta que finalmente lograron dar con un ciervo blanco. No obstante, en vez de abatirlo lo siguieron hasta una trampa donde encontraron el arco Pembregol que había estado en posesión de Ruithel comandante de los guardianes del camino élfico.

Siguieron los rastros desde la trampa hasta que los perdieron en un claro. A la mañana siguiente se encontraron en el claro con dos enanos exiliados de Pozo Gris. Estos habían raptado a la elfa y planeaban entregarla a los Viglúndidas a cambio de ayuda para reclamar Pozo Gris, su antiguo hogar.

Mientras los compañeros intentaban hacer entrar en razón a los enanos llegaron los Viglúndidas, y reconociendo a los compañeros exigieron que les fuesen entregados también como esclavos.
En el fragor de la discusión llegó Frar el barbilampiño, líder de los enanos de Pozo Gris, el cual trató de evitar el conflicto.

No obstante los Viglúndidas no estaban dispuestos a irse con las manos vacías y se inició una dura batalla entre estos y los compañeros ayudados por los enanos.

Los compañeros lograron vencer aunque los enanos fueron muertos y Frar gravemente herido. Una vez recuperado ayudó a los héroes a encontrar a Ruithel y volvieron todos a la corte del rey de los elfos.

Una vez allí se celebró un juicio durante el cual se encontró a Frar inocente y el Rey Thranduïl se comprometió a ayudar a los enanos en la reconquista de Pozo Gris cuando estos decidiesen iniciar la empresa.

Finalmente los héroes se dispusieron a pasar el invierno en la corte del rey elfo y los alrededores.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.