Anillo Único

La Puerta del Bosque

Durante el Invierno de 2951 el clan de los Viglúndidas logró tomar por la fuerza el territorio circundante a la Puerta del Bosque, aislando así los Valles del Anduin de las tierras del Este.
Consciente de la gravedad de la situación Beorn hizo un llamamiento a todo aquel dispuesto a luchar para que le ayudase a recuperar el territorio.

Así pues, en primavera de 2952 se llevó a cabo en la Casa de Beorn un consejo de guerra para decidir la mejor estrategia.
Acudieron gentes de todos los pueblos libres, elfos del bosque negro capitaneados por Amras Mantogrís, Hombres del Bosque liderados por Wifred Piefirme multitud de beórnidas de la zona e incluso apareció el Hobbit Trevor acompañado por un alto elfo de Rivendell el noble Ahorum.

Durante los días en que se estaba discutiendo la estrategia llegó Odorico de Vado de Piedra al cual algunos héroes habían conocido durante su aventura de Fratricidios y malas nuevas. Desde aquellos tiempos el joven beórnida había estado actuando como espía infiltrado entre los viglúndidas y para sorpresa de muchos se había enamorado de la hija de Viglund, la única persona a su entender que merecía ser salvada de entre aquella gente. Odorico pidió ayuda para ir a buscar a su amada pues la joven Aestid tenia un audaz plan para escapar de su prometido Othbald y privar a los Viglúndidas de su mayor base de poder. Este plan consistía en liberar a los esclavos durante la batalla. De este modo los Viglúndidas que sobreviviesen no tendrían donde volver al estar sus granjas ocupadas por sus antiguos esclavos.

Los compañeros se ofrecieron a ayudar al joven en su empresa y se dirigieron raudos a territorio Viglúndida, no sin antes prometer a Beorn que llegarían a tiempo a la batalla.

Una vez llegados a la granja de Viglund los compañeros trataron de infiltrarse en la misma sigilosamente, con escaso resultado no obstante salieron victoriosos de la batalla desencadenada por su intento y lograron rescatar a los esclavos y a Aestid. Entre los esclavos se encontraba Thunar un antiguo lugarteniente de Viglund que tras se traicionado por su hijo Viglar juró vengarse de todo el clan.

Thunar informó a los compañeros de que, con lo que sabia de Viglund, sospechaba que en el fondo toda la maniobra se trataba de un ardid para eliminar a Beorn y sospechando una trampa los compañeros se dirigieron al campo de batalla con premura mientras Odorico y Aestid se quedaron atrás para liberar al resto de esclavos de la zona.

Al llegar a la zona de batalla tras un duro viaje contra el tiempo los compañeros vieron, con horror, como los Viglúndidas habían prendido fuego a la Puerta del Bosque.
Este acto tuvo como efecto que el propio Beorn se adelantase al ejercito para vengarse de Viglund el cual “huyó” hacia lo que los compañeros sabían era una trampa. Estos llegaron a tiempo de ver como Beorn caía en la trampa urdida por Viglund y su hijo Hokkir con ayuda de orcos. Sin dudarlo se unieron a la lucha y, tras una encarnizada batalla, lograron vencer a los servidores de la sombra. Por desgracia no pudieron evitar que Beorn fuese gravemente herido.

tumblr_o2xfgtySxD1r2s3h9o1_500.jpg

Sin sus líderes los Viglúndidas huyeron al norte y se desbandaron dejando la Puerta del Bosque de nuevo en manos de los pueblos libres.
Aunque la jornada se saldó con una victoria para las gentes del Anduin hubo que pagar un alto precio pues la el bosque en torno a la puerta había ardido y tardaría años en recuperarse y Beorn debilitado por sus heridas decidió abandonar las tierras del Anduin y dejar sus tierras en manos de sus Thanes. Prometió, eso sí, volver cuando llegase el momento de mayor necesidad.

Comments

marc_mundet

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.