Anillo Único

Fratricidios y malas nuevas

Fratricidios y malas nuevas

Un bote funerario

Tras haber pasado el invierno en la Posada Oriental la compañia se encuentra viajando por la orilla oriental del Anduin cuando encuentran un bote con los cadáveres de dos beórnidas asesinados por orcos. Buscando rastros descubren que en el bote viajaba un tercer ocupante que huyó con la confusión.

relato3.png

Deciden llevar los cuerpos a la casa de Beorn para poder darles el funeral apropiado.

La casa de Beorn

Beorn les ofrece su hospitalidad pero les advierte que no abandonen la casa durante la noche.
A la mañana siguiente Beorn confirma la historia de los compañeros y les informa de que ha acabado con la partida de trasgos que mataron a los beórnidas.
La compañia es invitada a asistir al funeral de los guerreros y tras este el propio Beorn les pide que den caza al fugitivo y lo traigan ante su presencia.

La persecución

La compañia parte hacia el sur siguiendo el lindero orientral del Anduin y durante el camino averiguan por rumores de viajeros y en las granjas que el fugitivo es un guerrero de Vado de Piedra que cometió un horrible crimen.
Finalmente deciden dirigirse a dicho poblado para tratar de averiguar mas sobre el fugitivo.

Luchas fratricidas

La compañia llega a Vado de Piedra donde son recibidos por el consejo del pueblo. Estos les informan de que el fugitivo es un joven guerrero llamado Odorico que asesinó a otro guerrero del pueblo por una mujer.
Tras hablar con el consejo y con los habitantes del pueblo los compañeros descubren que Odorico es el hijo adoptivo de uno de los guerreros veteranos del pueblo y que estaba enanorado de su hermana adoptiva. No obstante esta se casó por compromiso con otro guerrero. Una noche en medio de una discusión Odorico mató a su cuñado.
Finalmente los compañeros hablan con la viuda y esta les explica que Odorico mató a su marido en defensa propia y que huyó. Les cuenta también que recientemente vino a verla para pedirle que huyera con él y cuando esta se negó se marchó.
Los compañeros encuentran rastros que indican que Odorico robó un bote para huir.

La persecución continua

La compañia persigue a Odorico rio abajo hasta encontrar el bote al otro lado del Gran Rio. El rastro les conduce a un bosque al suroeste de Vado de Piedra donde se oculta una hueste de bandidos a la que se ha unido Odorico.

Hombres crueles y malcarados

Los compañeros espian el campamento de los bandidos y descubren que su lider es un hombre llamado Valter el sanguinario. Cree tener derechos sobre las tierras de los beórnidas y planea atacar las aldeas y granjas para hacerse con el control de las tierras.

El chico fuera de la ley

Los compañeros logran infiltrarse en el campamento y hablar con Odorico sin ser descubiertos. Este les cuenta que Valter pretende atacar a los beórnidas utilizando los conocimientos de Odorico.
Los compañeros logran convencer a este de lo equivocado de sus acciones y, arrepentido, decide ayudarles a acabar con los bandidos.
Odorico propone guiar a los bandidos hasta una cañada donde los beórnidas, a pesar de ser inferiores en número, tendran superioridad de terreno y así podran acabar con los bandidos.
Al marcharse del campamento Trevor, el hobbit, espia a Valter en su tienda y les escucha contar sus planes a una calavera amarillenta. Para su horror, contempla como la calavera responde y da instrucciones y órdenes a Valter. Presa del miedo el hobbit logra huir sin ser visto.

Malas nuevas

La compañia se apresura a Vado de Piedra donde se reune con el consejo. Tras deliverar el consejo decide creer la palabra de los compañeros y confiar en Odorico. Rapidamente se mandan mensajeros a los demàs poblados y granjas y se reunen todos los guerreros disponibles antes de la batalla.

Finalmente los guerreros beórnidas se reunen en la cañada y Odorico cumple su parte del trato trayendo a los bandidos a la trampa.

La batalla que sigue es larga y cruenta, cuando esta llega a un punto muerto en que parece que los beórnidas no saldran victoriosos aparece el propio Beorn en forma de oso y le da un vuelco a la batalla obteniendo los pueblos libres la victoria.

Durante el fragor de la batalla Valter el saniguinario huye herido a las tierras salvajes.

Juicio en la Carroca

Finalmente Odorico es trasladado a la Carroca para ser juzgado. Los compañeros son invitados a hablar durante el juicio y lo hacen a favor de Odorico contando que mató a su cuñado en defensa propia.
Finalmente Beorn decide ser clemente con el joven pero lo destina a defender el poblado de Vado de Piedra.

Desenlace

Tras el juicio Beron agradece a los compañeros su ayuda y les declara amigos de los Beórnidas.
Los compañeros descansan y se reponen en la casa de Beorn.

Comments

lo dicho; los putus amos

Fratricidios y malas nuevas
marc_mundet

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.